20160114_112710

Nota de prensa asociación de usuarios de cannabis Pannagh

En la mañana de hoy han comparecido en Bilbao representantes de la Asociación de Usuarios de Cannabis Pannagh para realizar una valoración de la reciente sentencia condenatoria dictada contra cuatro de sus miembros por parte de la sala 2ª del Tribunal Supremo. Durante el acto, el presidente de este colectivo, Martin Barriuso (uno de los cuatro condenados) ha comparecido junto con Celina Pereda (ExDirectora de Drogodependencias del Gobierno Vasco), Mikel Isasi (Apoderado en Juntas generales de Bizkaia por Podemos y socio de Pannagh), Josu Unanue (Portavoz de EH Bildu en las JJGG de Bizkaia), Ramón Morcillo (Presidente Plataforma Regulación Responsable), Elsa Pamparacuatro (Apoderada en Juntas generales de Bizkaia por Podemos), Paul Nicholson (Afiliado de ENE Bizkaia y de Via Campesina), Caemen Muñoz (Concejal de Udalberri en el Ayuntamiento DE Bilbao), Sergio Campo (Miembro de Gorripieda y Udalberri), Fernando Atxa (Representante de Ezker Anitza), Montse Marañón (Sindicalista de ESK), Urki Goñi (Representante de EHKEEF).

Barriuso ha querido comenzar su intervención exponiendo que el juicio y la sentencia de la Audiencia Provincial dejaron probado que Pannagh es una asociación legalmente constituida que llevaba a cabo un cultivo en circuito cerrado, destinado al uso privado de sus socios y socias, sin que hubiera transmisión a terceras personas ni ánimo de lucro.
En esta línea Barriuso quiso denunciar que “la sentencia del Supremo altera este relato de los hechos y condena a los cuatro miembros de Pannagh en base a afirmaciones que contradicen claramente los hechos probados, algo que no cabe en un recurso de casación. Además, hay numerosos errores materiales”.

En palabras de Barriuso, uno de los argumentos esgrimidos por el Tribunal para condenar a Pannagh es la supuesta falta de control del cannabis. “Nos condenan supuestamente por el peligro de que alguno de nuestros socios pueda desviar su cannabis a terceras personas no asociadas, pese a que en ningún momento se ha demostrado nada de esto. Así se nos condena por actos que, si hubieran sucedido, cosa de la que no hay indicio alguno, habrían sido cometidos por otras personas, y por supuestos riesgos provocados por actividades que no hemos decidido nosotros/as. Se nos trata como los jefes cuando ha quedado probado que éramos los empleados”.

En esta misma línea Barriuso ha querido expresar los innumerables errores jurídicos y de forma que presenta la resolución. Entre otras cosas, la multa que han recibido tanto él como la secretaria de la organización, de 250.000 euros cada uno, se ha calculado en base a datos falsos y cálculos erróneos. ”La multa tendría que ser un 30% menos solo con hacer las operaciones aritméticas correctamente. Si se hubieran usado los datos correctos, podría haberse reducido a una décima parte. Los 250.000 euros de multa a cada uno nos suponen la ruina total y la insolvencia a perpetuidad. Se nos condena a la pobreza sin que haya indicios de enriquecimiento”.
En cuanto a la sentencia en sí ,el presidente de Pannagh ha querido recalcar que “el texto de la sentencia es una copia prácticamente literal de las sentencias previas de este Tribunal de dos asociaciones de cannabis: Ebers y Three Monkeys, reproduciendo incluso datos relativos a estas asociaciones como hacer referencia a sus estatutos, como si estos fueran de Pannagh. El Supremo se niega a absolvernos por cuestiones sobre las que no se les ha preguntado siquiera, ya que no se plantearon durante el juicio y no ha habido ninguna vista posterior. Se prescinde de datos fundamentales aportados a la causa y que son relevantes para la defensa, obviando completamente los reiterados precedentes judiciales favorables con que contábamos y las diversas iniciativas de solicitud de amparo que había llevado a cabo Pannagh ante distintas instituciones, como el Ararteko (Defensor del Pueblo del País Vasco) y el Parlamento Vasco. Finalmente, hay que destacar que de este supuesto delito no hay víctimas ni daños, ni nadie nos denunció. No molestábamos a nadie que no sean los profesionales de la represión y la prohibición a ultranza”, concluyó Barriuso.

Todos los presentes coincidieron en recalcar que se trata de una sentencia claramente política. En palabras de Ramón Morcillo, portavoz de la plataforma Regulación Responsable “el objetivo de esta sentencia es frenar el movimiento de los Clubes Sociales de Cannabis. Se pretende acallar a base de miedo y represión un movimiento social pacífico y democrático que defiende aspiraciones legítimas, compartidas por una mayoría de la sociedad en el estado español. A los miembros de Pannagh se les condena con especial dureza por su labor política, por servir de modelo para la transformación de unas políticas de drogas caducas, injustas e ineficaces. Les condenan de forma desproporcionada para que a nadie se le ocurra seguir su ejemplo”.

Celina Pereda, ex Directora de Drogodependencias del Gobierno Vasco, ha querido subrayar la colaboración y el trabajo realizado por la asociación Pannagh, junto con otras muchas organizaciones como EUSFAC, en la consecución de objetivos comunes. “Asociaciones como estas llevan dos décadas colaborando con instituciones para la búsqueda de objetivos comunes tales como la prevención o la reducción de daños. Es incomprensible que precisamente aquellos que trabajan en alternativas factibles para la consecución de los mismos objetivos que perseguimos desde las instituciones sean perseguidos y condenados de forma tan brutal”.

Para concluir, Barriuso comentó que están trabajando, con la colaboración de numerosos juristas de peso, en agotar todas las vías jurídicas posibles. Primero se presentará un incidente de nulidad ante el Supremo para continuar con recursos al Tribunal Constitucional y al de TEDH de Estrasburgo. También anunció que se está estudiando la presentación de mociones en diferentes Ayuntamientos e Instituciones con el apoyo de diferentes fuerzas políticas. Asimismo se prevee la presentación de escritos de protesta en las embajadas de España en diferentes países.

Desde Pannagh queremos agradecer el enorme apoyo social, político e institucional recibido en estos días. Para recibir nuevos apoyos, Pannagh ha publicado un manifiesto que está disponible para firmar en la web www.pannagh.org. Entre las primeras adhesiones recibidas cabe destacar la del ex ararteko (Defensor del Pueblo del País Vasco) Iñigo Lamarka y la del portavoz de Geroa Bai en el Parlamento de Navarra, Koldo Martínez, entre otros. Asimismo en RRSS el apoyo recibido es enorme como muestra la campaña de twitter @HablaelActivismo y #YoSoyPannagh, las cuales han conseguido ser Trending Topic.

Atentamente

JD Pannagh

En Bilbao a 14 de enero de 2016