Qué queremos

La iniciativa por una Regulación Responsable del cannabis en España parte de una agrupación de ciudadanos, ciudadanas y organizaciones sociales que apoyamos la iniciativa de conseguir una regulación del consumo de cannabis en España. Esta iniciativa viene respaldada por numerosos agentes sociales de todos los ámbitos. Líderes de opinión, referentes de la cultura, de la política, de la salud, del derecho y personas de los más diversos ámbitos han mostrado su apoyo.

Todos compartimos la necesidad de una regulación responsable del consumo, producción y distribución del cannabis en nuestro país para terminar, de una vez por todas con las redes ilícitas que copan el mercado lucrándose para los más diversos fines. Una regulación integral conseguiría, además de debilitar estos grupos delictivos, respetar los derechos de miles de usuarios de cannabis de nuestro país que tendrían acceso a la planta de una forma mucho más natural, segura y controlada.

Ha quedado demostrado que el sistema prohibicionista a nivel internacional ha fracasado y no ha hecho sino estimular el mercado negro, los círculos de violencia y los problemas sanitarios derivados de los consumos de los usuarios.

En este contexto, consideramos adecuada y necesaria una iniciativa que, partiendo de la sociedad civil organizada, pueda exponer todos estos argumentos con el fin de adhesionar a este fin al mayor número de personas posible y pudiendo influir en la elaboración de las políticas de drogas en España. Consideramos que la implicación de las instituciones y de los especialistas en seguridad y salud es fundamental para poder crear un marco normativo que pueda establecer unos mecanismos claros, concretos y controlados sobre el cannabis.

Pretendemos aportar argumentos para este debate que consideramos impostergable, así como elaborar contenidos y generar los espacios necesarios para hacer posible una amplia divulgación de la realidad de este fenómeno social.

propuestaregulacion

La cuestión del cannabis en España requiere de una profunda revisión de las políticas actuales por medio de un debate de todos los agentes implicados. Una propuesta de regulación debería tener en cuenta cuestiones tales como la salud pública y los derechos de las personas usuarias.

Para llevarlo a cabo habría que centrar esta discusión en diferentes niveles:

  • Cambios legislativos relacionados con la tenencia, el consumo y la producción de cannabis
  • Regulación clara y concreta para el autocultivo y el consumo personal
  • Regulación de las actividades de producción y distribución de cannabis a través de los Clubes Sociales de Cannabis
  • Solución regulada al cannabis medicinal
  • La prevención y RRDD en materia de cannabis
  • Mecanismos de control para evitar el acceso de menores y grupos vulnerables
  • Mecanismos de evaluación y monitoreo de la experiencia del consumo de cannabis

Si bien es cierto que las formas de acercarnos a estas realidades son bien diferentes, también lo es que estas cuestiones son de común interés para todos y por lo tanto deberían ser la base de cualquier regulación de estas características.