RR_LOGO

REGULACION RESPONSABLE mantiene la defensa de una “regulación integral” de los 5 pilares del cannabis

La plataforma aplaude todas las iniciativas políticas que se están dando en este inicio de año, pero recuerda la necesidad de abordar la  discusión política y legislativa, desde el consenso y desde la búsqueda de una regulación integral y eficaz de acceso al cannabis.

El año 2017 ha arrancado en España con un panorama político en plena ebullición en cuanto a la cuestión del cannabis se refiere. Si a principios de febrero, el grupo parlamentario de ERC presentaba una proposición no de ley, en la mesa del Congreso, en la que instaba al Gobierno a realizar “una regulación integral del cultivo, tenencia en vía pública y consumo de cannabis”, Ciudadanos ha presentado hoy otra proposición en la que solicita la regulación del uso medicinal de los productos derivados del cannabis, para su debate en el Pleno del Congreso, la Comisión Mixta para el Estudio de las Drogas Y la Comisión de Sanidad y Servicios Sociales.  A estas dos propuestas debemos sumarle la Iniciativa Legislativa Popular presentada en el Congreso de los Diputados, el pasado mes de diciembre, por el partido político Representación Cannábica Navarra (RCN), por medio de la cual se pretende conseguir medio millón de firmas para impulsar un cambio legislativo a nivel nacional, sustentado en el apoyo de la sociedad civil a la regulación del autocultivo para autoconsumo de cannabis.

En este contexto, nuestra plataforma, la cual suma la experiencia adquirida de los procesos regulatorios territoriales, sigue manteniendo su apuesta por una estrategia política centrada en consensuar, entre todos los grupos políticos, una proposición no de ley transversal que abra una ponencia específica que aborde todos los aspectos del cannabis en profundidad desde la óptica de la evidencia científica. Consideramos que no es posible regular sin mantener previamente un debate institucional que genere el consenso necesario para elaborar una propuesta legislativa. Así, la labor en el último año del equipo de incidencia política de RR se ha centrado en impulsar, con todos los grupos presentes en el arco parlamentario, esta vía para conseguir abrir este debate a nivel institucional. Desde nuestro prisma, estas discusiones deben pivotar sobre la propuesta de los cinco pilares de forma conjunta: autocultivo, clubes sociales de cannabis, comercio con licencia, educación y consumo responsable y cannabis terapéutico.

 La experiencia de modelos regulatorios de diferentes países como Uruguay, Israel, Canadá o Estados Unidos demuestran que estamos en una fase experimental de reinterpretación de los convenios internacionales, en los que el modelo óptimo y más eficaz, es aquel que basa la regulación en el  equilibrio y armonización de estos 5 pilares.

 Nuestra plataforma tiene claro que el camino del consenso político y del trabajo conjunto y continuo con la sociedad civil es el más directo y sincero para conseguir una regulación basada en la defensa de la salud pública, la reducción de riesgos, la información y los derechos humanos.

En Madrid a 20 de Enero de 2017