Archivo de la etiqueta: regulacion responsable

RR_01

Presentación Regulación Responsable

RR ExpoGrow

El próximo viernes 11 de septiembre a las 13:00, la Plataforma Regulación Responsable realizará una presentación en la Carpa de Asociaciones de Expogrow Irún.

El objetivo de este encuentro será presentar a todas las empresas del sector el proyecto y los objetivos de esta iniciativa, así como las vías de participación en la misma.

Esperamos contar con tu presencia.

 

 

Recibe un cordial saludo,

 

regulacion responsable

Entrevista con los miembros de Regulación Responsable

En enero tuvo lugar en Madrid la asamblea constituyente de la plataforma Regulación Responsable España (RR). Casi 30 personas, individualmente o representando a alguna de las 19 organizaciones fundadoras, iniciaron, en un ambiente distendido y productivo, el camino hacia una regulación integral del cannabis en nuestro país. Cáñamo también estuvo en el parto de una plataforma que nace con la premisa del liderazgo colectivo.

¿Qué es Regulación Responsable?

Ramón (RCN). Regulación Responsable es la suma de los esfuerzos de todas las asociaciones que estamos involucradas y trabajando. Es un movimiento de consenso, un movimiento unitario. Es una plataforma en la que prácticamente todos y todas tienen cabida. Regulación Responsable es el futuro.

¿Cuáles son los objetivos de la plataforma?

Xaquín Acosta (técnico). El objetivo final es la regulación del cannabis, de todos los aspectos relacionados con el cannabis: desde la producción hasta su comercialización o su distribución, y amparar lo que ya está ocurriendo hoy en día en la sociedad, darle un marco legal. Desde el autocultivo personal de una persona que tiene equis plantas hasta los cultivos colectivos, la figura de los clubes sociales de cannabis, y luego ver otras posibles formas de comercialización, ya habría que estudiar si bajo licencia administrativa o viendo un poco los diferentes modelos.

Joseba del Valle (Fundación Renovatio). Uno de los objetivos es conseguir aunar a todo este colectivo en la lucha por unos objetivos comunes. Otro objetivo es conseguir que la opinión pública conozca la realidad y la importancia que para ellos también tendría una regulación del cannabis, y también de otras drogas, pero en este caso del cannabis. Y luego, de cara a los políticos, intentar convencerles, con argumentos científicos, contrastados y de peso, de que las posturas que mantienen en muchas de sus políticas están totalmente desfasadas y no son eficaces para los objetivos que ellos dicen tener, y demostrarles que contienen muchas contradicciones que podemos desmontar fácilmente, y que hay alternativas.

¿Qué líneas de trabajo se han planteado dentro de la plataforma?

Pedro (MADFAC). Se han planteado varias líneas de trabajo. Ya tenemos claro cuál va a ser el aspecto formal y el paraguas jurídico en el cual se va a desarrollar todo el proyecto. Se han acordado diferentes comisiones, hay una comisión técnica, una comisión de comunicación, una comisión de coordinación y un comité ético.

¿Cuáles serían los pilares de la propuesta de regulación?

Constanza (Iceers). Lo que se ha pretendido es integrar los diferentes aspectos en relación con el uso, con el comercio y los diferentes aspectos de toda la cadena de uso y comercialización del cannabis, incluyendo el autocultivo, los diferentes tipos de consumo, con fines terapéuticos, con fines recreativos… También hemos introducido la educación para un consumo responsable y la comercialización: qué tipo de comercialización queremos proponer.

¿Qué objetivos tiene la comisión de comunicación?

Xabi (M . Individual). Desde la comisión de comunicación nos planteamos el objetivo de definir estrategias para poder hacer llegar una información veraz a la ciudadanía, que fundamentalmente es lo que falta, porque el imaginario colectivo se sitúa en una serie de mitos, falsedades, rumorología y poca información veraz, que hace que la gente en un momento dado tampoco se movilice o no vea tan normal una regulación del cannabis como puede verla de otras sustancias.

Formas parte del grupo de trabajo sobre financiación dentro de la comisión técnica. ¿Me podrías explicar qué objetivos tenéis?

Pedro (MADFAC). Concretamente, esta es la comisión técnica de economía, y lo que se trata es de buscar recursos financieros para poder llevar a cabo todo este proyecto. Básicamente hay dos líneas: los aportes internos de todas las organizaciones que desarrollan este proyecto, y otra es de cara a las empresas del sector o fuera del sector, aquellas empresas, compañías, asociaciones o proyectos que quieran aportar de una forma directa.

¿Qué objetivos os habéis planteado en la comisión terapéutica?

Carola (Dos Emociones). Para este primer año nos hemos planteado crear cuatro pilares: el pilar compuesto por los médicos, el de la enfermería, la parte pedagógica o de divulgación, y la cuarta parte sería la de los investigadores.

¿Qué es el comité ético?

Iker Val (Ganjazz). Se ha planteado un comité ético de funcionamiento entre los representantes de las organizaciones, para mantener sana la vida organizativa de la plataforma. Creemos que es importante, a día de hoy, que haya unos principios de actuación, de respeto y de ética, basados en la transparencia, en la democracia y en el liderazgo compartido, que en estos tiempos son fundamentales y hay que garantizarlos. Por esto se ha creado tanto el código como una comisión, para que en el caso de que algún representante estuviese vulnerando estas cuestiones se pueda corregir.

¿Quiénes forman parte de RR?

Pedro (MADFAC). Creo que hay unos veintitantos proyectos activos, pero lo que se espera es que a lo largo de este año se vayan sumando más. Entendemos que cuando el proyecto vaya estando más consolidado y todo esté más definido, y podamos, de alguna forma, poder transmitir exactamente lo que queremos y lo que estamos haciendo, habrá más gente que se vaya sumando poco a poco. La plataforma está pensada como algo abierto y dinámico, es decir, hoy lo iniciamos, pero no sabemos cómo va a acabar. Y es lo bonito de esto.

¿Quién puede formar parte de la plataforma?

Joseba del Valle (Fundación Renovatio). Cualquier persona u organización que entienda los objetivos y los comparta, porque se puede participar de muchas maneras, no solo aportando trabajo o estando día a día. En principio es una plataforma totalmente abierta a todo el mundo y que se pretende hacer entre todos y para todos. Se trata de un liderazgo compartido para conseguir un bien común.

¿Cómo se financia la plataforma?

Aitor (Eusfac). Se ha hablado de la posibilidad primero de financiarla por los propios creadores y por los propios partícipes de la plataforma, por lo menos llegar hasta el 50% del presupuesto. Y el otro 50% completarlo con donaciones o como modernamente se conoce como crowdfunding o micromecenazgo. Igual es un poco ambicioso llegar a ese techo, pero se va a intentar.

Acaba de celebrarse la primera asamblea constituyente, ¿qué te ha parecido?

Eduardo (FACEX). Emocionante. Se ha reunido gente haciendo un esfuerzo considerable, y a la que le une ese sentimiento, esa emoción, esas ganas de hacer algo. Por fin algo estable, algo eficaz, algo que nos motiva a todos, que en definitiva se relaciona con la libertad de poder hacer aquello que nos gusta sin necesidad de que otros nos digan cómo tenemos que hacerlo, considerándonos seres adultos, responsables, libres pero responsables.

Custodio (Fac-Sur). Muy seria, muy profesional, la gente con muchas ganas de trabajar, comprometida. Y creo que la asamblea se ha llevado en una línea muy seria y muy formada, como viene caracterizándose.

Xosé (Spannabis). Tanto la asamblea constituyente como la iniciativa en general son una bocanada de aire fresco. Regulación Responsable empodera a usuarios y cultivadores, focalizando todo el discurso regulador en ellos. Para mí, que soy un recién llegado, esta asamblea ha materializado la unión de muchos puntos de vista. Vivimos un momento clave para el futuro de la marihuana en España y es prioritario ir un paso más allá, buscando la cohesión no solo del sector, sino de todos los usuarios del país.

¿Qué futuro le ves a Regulación Responsable?

Xaquín Acosta (técnico). Sí veo en el tema de la regulación del cannabis lo que ha pasado a nivel global en otros países, realmente, y lamentablemente también, en la mayoría de los casos estas regulaciones o normalizaciones no se han dado hasta que no ha habido una industria y un capital importante detrás. Es decir, hasta que no ha habido inversores que han visto que aquí hay negocio y se puede sacar dinero, no se han acabado de formalizar estas regulaciones. Aquí en España hay un trabajo social con mucha base, y quizás podría ser de las pocas veces donde se pueda lograr algo saltándonos esta parte; lo cual a mí, personalmente, me pondría muy contento, porque podría ser como una regulación más de la sociedad civil que de la sociedad mercantil.

Joseba (Ganjazz). Viable. Es un proyecto viable.

Es tu primer contacto con la plataforma. ¿Qué impresión te llevas?

Pedro (Kalapa Clinic). La plataforma está intentando trabajar en la dirección que nosotros consideramos que es la correcta. Tenemos muchas cosas en común, nosotros también tenemos una vocación social, y pensamos que es imprescindible trabajar desde la base del activismo para desarrollar servicios, productos… que sean acordes a la realidad que tenemos ahora mismo. Entonces nos parece muy interesante lo que está proponiendo la plataforma. Por supuesto, queremos formar parte de ello.

¿Qué se puede mejorar en este proceso?

Carola (Dos Emociones). Más participación y más manos serían buenas. Lo ideal es que se sume toda la gente que pueda, individual y colectivamente.

¿Qué es lo que más te gusta de la plataforma?

Xaquín Acosta (técnico). Me gusta la variedad de la plataforma. No solo hay asociaciones relacionadas directamente con el cannabis, sino que hay otras asociaciones que, ya sea por el lado de salud o por el lado social, no están directamente implicadas en el tema cannábico, sino que trabajan con otro amplio espectro. Y que estén dentro de la plataforma lo considero muy positivo.

Extraído del número #207 de la revista Cáñamo

hombre fumando

Tachan de “represiva” la sentencia del TS contra un club de cannabis bilbaino

El Pleno de la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo ha decidido que procede la condena al apreciar que a los responsables de dicho club bilbaino no les es aplicable la doctrina del autoconsumo compartido como eximente.

La plataforma Regulación Responsable (RR) ha criticado hoy la sentencia del Tribunal Supremo que condena por delito contra la salud pública a los responsables de una asociación de consumidores de cannabis de Bilbao, al considerar que criterio aplicado es “represivo” y “vinculado a la posición del Gobierno del PP” en esta materia.

La plataforma RR, creada este año para impulsar una regulación del consumo de cannabis en toda España, considera que dicha sentencia “demuestra una vez más la falta de objetividad y la conexión perversa que desgraciadamente mantienen el poder judicial y el Ejecutivo” español.

Regulación Responsable denuncia en un comunicado que este posicionamiento “es claramente represivo y vinculado a la posición del Gobierno del PP, que durante todo su mandato ha insistido en intentar criminalizar este movimiento social”.

Los usuarios de cannabis -recuerda la plataforma-, llevan años reclamando un cambio en la legislación para que ésta no reprima a las personas que utilizan cannabis para uso personal ni a los clubes sociales de cannabis, los cuales se han creado precisamente al amparo del derecho constitucional de asociación, convirtiéndose en una alternativa al mercado negro e ilegal”.

Considera que el Tribunal Supremo, con su fallo, ha reafirmado “su línea conservadora haciendo una interpretación de la ley totalmente desajustada a la realidad social, al debate jurídico y a la realidad de cientos de asociaciones de usuarios que llevan años autorregulándose en un contexto de normalidad social”.

“Esta decisión no hará si no devolver a cientos de usuarios al mercado negro y a la inseguridad”, ha sentenciado.

Regulación Responsable señala, por último, que “es el momento de apostar por una regulación integral del cannabis para empezar el giro imprescindible en la construcción de políticas públicas donde el desarrollo humano sea el eje fundamental”.

Fuente: http://www.deia.com/2015/07/09/sociedad/euskadi/regulacion-responsable-ve-represiva-la-sentencia-del-ts-sobre-club-cannabis-bilbaino

iker vall

“Los clubes de cannabis queremos sustancia de calidad y no financiar redes ilícitas”

Para Iker Val, miembro del gabinete jurídico de la Federación de Asociaciones de Usuarios de Cannabis de Euskadi-Eusfac, la regulación de los clubes sociales no tiene marcha atrás. “Vivimos una normalización social, pero no jurídica”, se lamenta. Valñ ha defendido en el Parlamento vasco la v iabilidad legal de los clubes, que incluso pagan el IVA a Hacienda por dispensar a los socios cantidades limitadas de cannabis. Con el ojo puesto en la regularización seguida en Uruguay, Val está convencido de que un cambio de Gobierno conducirá hacia la normalización. Para ello, su federación ya trabaja en busca del consenso con el PSOE y los partidos emergentes, como Podemos y Ciudadanos. Incluso con el PP, que mantiene el rechazo más frontal.

¿Cuál es la realidad social de los clubes de cannabis en Euskadi?

La realidad es que hay 110 clubes (700 en España) y 28.000 personas consumen diariamente. Una buena parte ya están registrados en las asociaciones, lo que significa una reducción de la demanda y la criminalidad. Euskadi es referencia a nivel nacional porque el proceso de normalización sigue adelante. De hecho, la ordenanza del Ayuntamiento de San Sebastián está recurrida, pero eso no impide que se emitan licencias. Que haya un cambio legislativo y que la futura ley vasca de Adicciones inste a regularizar los clubes sociales de cannabis es un paso importante. Pero está claro que tenemos limitaciones por parte del Estado. Desde la plataforma de regulación responsable se está impulsado un cambio de legislación para la próxima legislatura y para ello estamos buscando el consenso de Podemos, Ciudadanos, PSOE e incluso el PP, aunque esté en una posición más radical.

Hay una normalización social, que no está acompañada de una normalización jurídica. Es una situación extraña porque los clubes de cannabis incluso pagan a Hacienda el IVA.

La Hacienda de Gipuzkoa entiende que las cuotas que se recogen por dispensar a los socios cantidades limitadas de cannabis están sujetas a IVA y por su naturaleza tienen que ser reguladas. Es parte de la normalización. El PP lleva una legislatura atacando los derechos civiles, el estado de bienestar y a cuestiones que resulten alternativas. Hay que disociar el mensaje de la prevención y la regularización de los clubes sociales para que desaparezca la inseguridad jurídica.

Los psiquiatras alertan constantemente sobre los efectos perjudiciales del cannabis entre los más jóvenes. ¿Puede que eso esté haciendo que el Gobierno no dé el paso de la regularización de los clubes?

Es un fallo de enfoque. Nos consta que el debate se va a abrir la próxima legislatura y ahí veremos cuando comparezcan los expertos si se puede buscar una solución. Pero lo que no se puede hacer es lo que hace ahora el Gobierno, criminalizar a quien lo usa, a quien se autoorganiza. Al final esos clubes sociales es una expresión natural de la incoherencia en la que vivimos con la política de cannabis porque hay una disponibilidad absoluta de esta sustancia. Por lo tanto, hay un sector de esa gente que consume cannabis que ha dicho basta ya, vamos a autoorganizarnos, queremos sustancia de calidad y no queremos financiar las redes ilícitas. El Gobierno habla de proteger la salud pública, pero no tiene las suficientes herramientas y parte de un principio erróneo, que es obviar a la sociedad civil.

¿El ejemplo a seguir en España sería el de Uruguay?

Sí. En Uruguay se produce una intervención de salud que ayuda a la democracia. Es un planteamiento integral, aborda los clubes sociales, el autocultivo y el acceso al cannabis medicinal. No me queda ninguna duda de que en España se terminará por autorizar la dispensación de cannabis natural con fines medicinales.